miércoles, 26 de agosto de 2009

Bienvenido


                                                        
 BIENVENIDO ©

Separó mis piernas con brusquedad, pero no me importó. Sus manos calientes, al contacto con mi fría piel, me hicieron estremecer. Nerviosa en aquella cama ajena y como principiante que era, esperaba impaciente cualquier orden.

Murmuró algo que interpreté subiéndome poco a poco el camisón. Sus manos se adentraron en mis muslos, su mirada se clavó en mi interior, y dejando a un lado todo tipo de dulzura, rebuscó estratégicamente en mi intimidad.

Ansiosa, le pregunto si podemos pasar a la acción. Dilatar aún más la situación me resultaba tan incomprensible como absurdo. Acompañado de una mirada tierna, que no había visto nunca en nuestras últimas visitas, me susurró que todo iría bien.

Sin tiempo para preguntas, entraron por sorpresa dos mujeres. A la primera la reconocí al instante y suspiré aliviada. Cuarenta semanas deseosa de verla en aquella habitación y por fin nos encontrábamos frente a frente. Pero la otra chica era para mí una completa desconocida. Aún así, no hacían falta presentaciones. Cada una conocía su papel, cada una sabía cómo debía actuar.

Sentí como la desconocida, me veía sin mirarme. Parecía que ese mundo también era nuevo para ella. Por un momento pensé que el hecho de saber que alguien más estaba en una situación parecida a la mía me tranquilizaría, pero al contrario: creó en mí una incertidumbre difícil de explicar.

Una mano familiar untó debajo de mi ombligo un poco más de aquél gel frío que hacía cosquillas. Seis ojos se plantaron delante de un monitor. Dos bajan hacia mí una gran lámpara alumbrando lo que sería el verdadero foco de atención.

Ya era la hora. Cerré los ojos, respiré hondo y vacié mi mente… pero fue imposible. La imagen de un melón pasando por el agujero de una aguja, no era algo que me ayudase mucho.

Con la máscara en posición y una voz cercana a la de Dar Vader, el doctor me invita a expulsar al mundo a mi querubín y por enésima vez en el día, sin invitarme por lo menos a una copa, me introduce la mano hasta la laringe.

Y así hijo mío, despidiéndote del útero, bañado en fluidos y con una adorable cabeza de pepino, conociste a la madre que te parió.


Florencia Battagliero Bocco; Mayo ‘09

6 comentarios:

Andrea dijo...

Hola señorita!! m ha encantado tu relato...en principio creí que se trataba de un tema erótico....y la verdad es que los detalles eran dignos de imaginar...pero una vez seguía me sorprendí de las riendas que tomaba el asunto...muy bueno, me he reido mucho de mi inocencia y como no, de lo bueno que es el relato.

Anónimo dijo...

por un momento me he puesto cachonda!! xD me ha gustado mucho kómo has relatado algo tan tierno(doloroso, masacre) como es dar a luz. Me parece precioso el disfrazar un parto con el planteamiento de un trio jejeje. me ha encantado, sobretodo lo de la cabeza de pepino xDDDD

oscurosilencio dijo...

Aqui llega mi sinceridad aplastante!a ver , lo primero , sino fuera porque la entrada dice que es de mayo pensaria que esto es una respuesta a la conversacion que tuvimos con elisa sobre escribir sobre cosas que no has experimentado. . . porque no se si te acordaras que justo hablamos de desceribir un parto. Y bueno ahora destripemos lo que has ecrito. . .muahahahaa ver, que quede claro que me mola y que lo has escrito con mucha frescura y que el enfoque que le has dado mola y es un puntazo , lo que ocurre es que a mi por lo menos no me transmite las emociones que creo que me deberia transmitir un relato que cuenta un parto , por una parte supongo que es porque tu no has parido a nadie(menos a tus ideas jajaja)aunque también creo que es porque al escribirlo no pretendias crear un ambiente cargado de emociones , asique me nace una pregunta , ¿serias capaz de escribir un parto asi con tensiones y empciones que me hiciera vivirlo?? alé!ahi te dejo el reto

anabolizante dijo...

jajajajaja dios flor pero que bueno ha sido esto en serio!
bueno te dije que me pasaría y aquí estoy.
me encantó, sí sí.
Un besazo!

Laura dijo...

ayayayayyayyy... esto va subiendo de tono, y de tono, y de tono... y derepentee... chas!

uaaa uaaa uaaa... se mean, lloran, comen, cagan... pero son taaaaaaan cuquis! jajajaja

en fin, que te queremos flor! xd

aunque te superas dia a dia...

Anónimo dijo...

Es del género humano